¿Bebidas alcohólicas?

Consumir bebidas alcohólicas en exceso puede presentar riesgos para tu salud, pero además también puede afectar tu línea y destruir todos tus esfuerzos por bajar de peso.

Las bebidas alcohólicas contienen unas calorías que se conocen como calorías vacías – éstas calorías te pueden llevar a consumir más energía de la que necesitas sin ningún beneficio nutricional; es decir, contienen calorías pero no nutrientes y por eso reciben este nombre.

Moderar tu ingesta de bebidas alcohólicas te ayudará a bajar esos kilos y mantenerte en un buen estado de salud.

Calorías vacías – No importa de que bebida o alimento provengan. Calorías son calorías, y nunca vas a perder peso si consumes más calorías de las que quemas. Pero las bebidas alcohólicas contienen calorías vacías que no te brindan ningún beneficio nutricional, así que lo más seguro es que beber no te vaya a ayudar a satisfacer el apetito, aumentando la posibilidad de que más tarde quieras comer más. Además, un gramo de alcohol contiene más calorías que un grano de carbohidrato. Idealmente deberías de obtener todas tus calorías diarias de alimentos saludables como frutas, granos enteros, verduras, proteínas bajas en grasa y lácteos bajos en grasa.

Grasa abdominal – consumir muchas bebidas alcohólicas puede ocasionar que aumentes de peso particularmente en el área central, o abdominal. Esta es la razón para el término “panza de cerveza”, pero consumir exceso de cualquier tipo de bebida alcohólica conllevará al aumento de acumulamiento de grasa en el área de abdomen. El exceso de grasa abdominal es especialmente peligrosa para la salud, pues está directamente relacionada con enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, apnea del sueño y colesterol elevado. Limitar tu ingesta de bebidas alcohólicas junto con una dieta balanceada y ejercicio puede reducir tu grasa abdominal y peso en general, disminuyendo estos riesgos para la salud.

Otros riesgos – El exceso de consumo de bebidas alcohólicas no solo va a arruinar tus esfuerzos por bajar de peso, sino que va a propiciar otros riesgos a la salud. El exceso de consumo de alcohol puede aumentar tu presión arterial y además puede aumentar el riesgo de infarto. También te pone en riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer como de seno, colon, pulmón, riñón e hígado.

Moderación – Para poder alcanzar tus metas de pérdida de peso y además mejorar tu salud en general, debes de cuidar qué tanto estás tomando. Un consumo moderado significa no más de una bebida al día para mujeres y no más de dos para hombres. Una bebida se define como una lata de cerveza, 1 copa de vino o 30 ml (lo equivalente a un “caballito”) de algún otro licor. Y las bebidas no son acumulables para el fin de semana o alguna otra ocasión. No es necesario eliminar por completo el consumo de alcohol, al menos que tu médico señale lo contrario, pero la moderación es esencial para poder perder esos kilos y no volverlos a aumentar.

Riesgos de excederse

  1. Aumenta el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer: páncreas, boca, laringe, esófago, hígado, pulmón.
  2. Aumenta la posibilidad de inflamación pancreática, especialmente en personas con altos niveles de grasa en sangre.
  3. Aumenta el riesgo de muerte repentina en personas con enfermedad cardiovascular, presión alta o daño en músculo cardíaco.
  4. Aborto involuntario.
  5. Depresión.

 

10 razones para dejar de consumir bebidas alcohólicas

El alcohol afecta a todo nuestro cuerpo, incluyendo el cerebro, sistema nervioso, hígado y el estado emocional. Sus efectos se relacionan directamente con la cantidad de alcohol ingerida. Los factores que afectan los efectos del alcohol incluyen edad, sexo, historia familiar de alcoholismo y frecuencia y cantidad que se consume.

  1. Cerebro – De acuerdo al National Institute for Alcohol Abuse and Alcoholism (Estados Unidos), solamente 1 o 2 bebidas pueden causar visión borrosa, lentitud al hablar, reacciones retardadas, alteraciones en la memoria y pérdida del balance. Los efectos a corto plazo desaparecen cuando se dejan de tomar las bebidas, pero el abuso de las bebidas alcohólicas a largo plazo puede causar desórdenes crónicos cerebrales y debilitación.
  2. Enfermedades crónicas – De acuerdo al Centers for Disease Control (CDC, Estados Unidos), consumir bebidas alcohólicas por periodos de tiempo extendidos puede ocasionar elevación de la presión arterial, cirrosis epatica (daño a células hepáticas) y pancreatitis (inflamación del páncreas)
  3. Resacas – La resaca es una serie de síntomas molestos que ocurren después de una alta ingesta de bebidas alcohólicas, típicamente la mañana después de una noche del consumo de las mismas. Una resaca se caracteriza por fatiga, sed, náusea, vómitos, dolor de cabeza, dolores musculares, mareos, pulsaciones aceleradas, sensibilidad a la luz y al ruido y alteraciones en el humor.
  4. Cáncer – El consumo de bebidas alcohólicas de manera crónica se asocia con aumento de riesgo de algunos tipos de cáncer, incluyendo hígado, boca, garganta, laringe, esófgo y seno. Los bebedores que además fuman, se exponen aún más a éstos riesgos.
  5. Defectos de nacimiento – Existen estudios que demuestran que las mujeres embarazadas no deben de consumir ningún tipo de bebida alcohólica. Exponer al feto al alcohol puede causar defectos de nacimiento en cerebro, corazón y otros órganos.
  6. Accidentes –Existen estudios que demuestran que el consumo de bebidas alcohólicas reduce el tiempo de reacción, causa alteraciones en el juicio y en la coordinación. Individuos bajo la influencia del alcohol aumentan sus posibilidades de verse involucrados en accidentes vehiculares, actos violentos, caídas, quemaduras, etc.
  7. Dependencia – Estudios demuestran que jóvenes que consumen bebidas alcohólicas antes de los 15 años, son 5 veces más propensos a hacerse dependientes del alcohol en comparación con jóvenes que comienzan después de los 21 años.  Otros factores que predisponen a dependencia de alcohol son género e historia familiar de alcoholismo.
  8. Calorías vacías – Una lata de cerveza, una copa de vino o 1 onza (un caballito) de licor contiene un promedio de 150 calorías. Estas son calorías vacías que no nos brindan beneficios nutricionales.
  9. Baja calidad de vida – Se ha reportado el  consumo de bebidas alcohólicas puede afectar tu bienestar emocional, profesional y financiero. El uso a largo plazo de bebidas alcohólicas se asocia con problemas psiquiátricos como depresión, ansiedad y personalidades antisociales.
  10. Muerte – El consumo excesivo de bebidas alcohólicas en una sola ocasión, generalmente dentro de las próximas 2 horas, se ve asociado con aumento en la concentración sanguínea de alcohol. Consumir alcohol de manera rápida y en exceso deprime al sistema nervioso, causando pérdida de memoria, convulsiones, coma y hasta la muerte.

- Lic. Marcela Torres

3 comentarios


  • Jóvenes de India están aumentando su riesgo cardíaco: estudio…

    NUEVA YORK – Cada vez más los jóvenes indios de zonas urbanas están desarrollando obesidad, hipertensión y diabetes, lo que sugiere que en el futuro podrían aparecer mayores tasas de enfermedad cardiovascular, indicó un estudio realizado en Indi……

    21 Abril 2011
  • Paola

    Hola Marce!

    Estaba leyendo tus articulos y me encontre con una falta de ortografia que me queda clarisimo es distraccion por que tu ortografia en toooodo lo qu ehe leido no tiene errores (yo no pongo acentos por que es una lap con teclado en ingles jeje). Te mando el dato para que puedas corregirlo.

    “…Otros riesgos – El exceso de consumo de bebidas alcohólicas no solo ba a arruinar….” es VA a arruinar.

    Saludos!!

    14 Junio 2011
    • Muchas gracias por tus comentarios, los tomamos en cuenta,
      que estés muy bien,
      Saludos!

      20 Junio 2011

Dejar un comentario


Nombre*

Email(no será publicado)*

Sitio Web

Tu comentario*

Enviar Comentario

© Copyright Marcela T. Nutrición - 2011 Powered by Databolt